martes, 30 de diciembre de 2008

Adiós 2008

2008 fue un año de "personas", algunas se fueron y muchas llegaron. La vida es tan sabia que hace sola una criba excepcional. 2008 pasará a mi historia personal como el año en el que se cerró el círculo con Dani, el año en que cumplí uno de mis sueños, viajar a Asia, el año en el que se crearon las Bernardas y con ellas llegaron a mi vida 1 y muchas personas que ahora mismo me alegran, me acompañan, me apetece conocer, me apetece que estén...

Acabaré el año en estado febril, aunque espero que mi estado no me impida salir a brindar por el 2009, pero feliz.

Y, a todos, a los que estáis y a los que os fuistéis, gracias.

domingo, 28 de diciembre de 2008

Me sabes a chocolate

Mientras duermes,
el mundo sigue girando
y lo sucedido hace horas
es ya recuerdo.

Me sabes a chocolate.

Mientras sueñas,
hierve el agua en la cazuela
y la frase que repica en mi cabeza
es ya recuerdo.

Tu boca me sabe a chocolate negro.

Mientras respeto tu descanso,
escribo
lo vivido,
sueño
lo deseado,
te miro...
y no es recuerdo, si no realidad.

Mientras tomo un sorbo de café
repaso mentalmente
los amaneceres que son ya recuerdo
y sonrío...
porque diciembre
me sabe a chocolate.

Diciembre me sabe a chocolate
pero, cierto es,
que aún le quedan unos días.

viernes, 26 de diciembre de 2008

Atardece

Atardece en Castilla,
el tren surca rápido sus campos
secos,
amarillos,
desolados,
el horizonte lo marca una gruesa capa gris plomizo...
El invierno es duro,
y las despedidas también.

Atardece y en el mercado de Navidad
unas manos dan vida
a una marioneta...
Me miras,
te miro,
me sonríes y pronuncias esa frase
que sólo conoce tu boca:
"Lo viste? No son necesarias las citas,
la vida es sabia,
la vida te trae y
te lleva".
Te sonrío
y admiro tu sabiduría.
En silencio, te admiro.
Admiro tu vida en una mochila
y tus manos que dan vida
a personajes de cuento...
inventan historias
y dibujan sonrisas.
Me miras a los ojos
y me preguntas:
"Cuando andás a conquistar el mundo?".
Y no te respondo
porque, de repente, lo único que queda
de mi es una niña pequeña...
No te respondo,
esbozo una sonrisa
y me preguntas:
"Lo has encontrado?"
y te respondo: "Quizás..."
y entonces me abrazas,
me das de tu mate
y brindamos
por todo eso que nos espera
a la vuelta de la esquina,
por todo eso que esperamos
a la vuelta de la esquina,
por todo eso que nos espera
más allá de este mercado de Navidad...
Y por las citas que pone la vida,
sabia.
Yo guiño un ojo a tus ojos de mundo
y, al decirte adiós,
me siento pequeña...
Quizás vuelva algún día una mujer
a mirarte a los ojos,
quizás...
mientras tanto me sueño personaje
de tu cuento de mundo.

Atardece y me pierdo entre la gente
sonriendo
y buscando las estrellas en el cielo raso
de la ciudad en la que más desconocida
me siento...

Y, tienes razón, confío en la vida
y en su sabiduría... que nos trae y nos lleva,
que te llena las manos de vidas de marioneta
y te acerca de vez en cuando...
como una ventana que se abre y deja entrar
el aire más fresco,
como un velero que sueña viento,
como una niña que se sueña mujer
en tu cuento.

Gracias. Por aparecer.

jueves, 25 de diciembre de 2008

¡Despierta!

El aroma del café
recrea los buenos días
de tu boca (sobre la mía).

Los sueños desnudos
de luna
te trajeron a mi cama
sin ropa.

El deseo provocó
mareas de sábanas
y se quebró contra la garganta
loca sin ti.

Las pupilas dilatadas
reflejaron miedos,
odios y pasiones
mientras los dedos
dibujaban paraísos desconocidos
y las palabras desvelaban
deXeos casi prohibidos.

Tener en parte el todo.

Desear con nombre propio
tiene el precio del delirio.

Nombrar los deseos
tiene la recompensa
de la locura,
cuyos gemidos sólo conocen dos,
el café es doble en tu boca,
en cuyo calor sólo sobreviven dos,
el frío es doble en tu ausencia.

Anoche.

Transité por tu vida de puntillas.
Velé por tus sueños.

¡Despierta!

Estás libre, sí, LIBRE.



* Mientras corren las horas tranquilamente en mi Palencia natal,
añoro...

martes, 23 de diciembre de 2008

Caperucita roja sólo tiene dieciseis (post caótico)

Mi estado de humor es caótico desde hace tiempo y la forma en que surgen los posts también.
Ayer la Minipunky de nuestras vidas cumplió 16 años y hoy se me ha subido una Caperucita a la falda... todo ello me ha llevado a la canción de Ismael Serrano, de cuya letra rescato la estrofa que más me gusta, mientras desayuno y pienso que:

- No, no me gusta la Navidad pero sí, me encanta el color rojo, más aún el Rojo-Caperucita.
- No, no se cumplen dieciseis todos los días y desde luego que es una edad preciosa y espero que tú, que ya eres sabia, sepas disfrutarla desde ya mismo.
- No, no creo en los mundos de princesas pero, de vez en cuando, me gusta rebuscar entre las ilustraciones de Rebecca Dautremer y sentirme Mirameh... Y ayer fui feliz cuando Carmencita me dedicó un "Princesas", para mi, para que nunca más lo tenga y lo regale.
- No, no me apetece nada celebrar estas fechas porque él no está y noto su ausencia y me pesa y le echo de menos y la Navidad ya no es desde que mi padre no está con su delantal de cuadros rojos para repartir sonrisas pero, en parte, tengo el relevo y, evidentemente, esta noche veré a los enanos y me los comeré a besos, simplemente porque él no puede hacerlo... (o si?).

He descubierto la forma de celebrar la Navidad a mi manera y ¡voy a ello!
¡Va por vosotros!


"Quiero volar, lejos de aquí escapar.
Dime, mi bien, quién me llorará
si me dan alas y echo a volar.
Quiero dormir, no quiero despertar,
quiero ser la lluvia al otro lado del cristal,
quizás alguien me espere en la oscuridad".
(http://www.youtube.com/watch?v=DraatpWuDAE)




lunes, 22 de diciembre de 2008

En movimiento...

A veces ocurre que perdemos el equilibrio y nos olvidamos del camino por el que hemos venido.
A veces pierdo la noción del tiempo y no sé si fue ayer o antes de ayer, la cuestión es que la pierdo y todo me parece poco en mucho o mucho en poco.
A veces ocurre que no nos damos cuenta de que Madrid vive una primavera preciosa en pleno invierno y Lavapiés sigue lleno de terrazas regadas con Ribera en las que encontrar mil sonrisas
y capturar miradas al vuelo.
A veces me pasa, soy consciente de que estoy en movimiento, soy consciente de que mi tristeza es relativa y de que lo que ahora me importa pasará mañana a segundo plano, sin embargo, pierdo el norte, omito las referencias y ... y hago montañas de granos de arena.

A veces ocurre que no sueño ni despierta ni dormida.

A veces ocurre que deseo que pasen los días volando y las decisiones se tomen solas... porque yo sola no puedo.

Hasta la vuelta al mundo...

domingo, 21 de diciembre de 2008

Desde detrás del biombo

Desde detrás del biombo,
observo.
Desde mi papel secundario
espero,
espero la voz
que desvele mi nombre,
que me saque de la sombra
y me de un papel,
un par de frases que pronunciar
y que, de alguna forma,
me encumbren
en algún lugar de ese firmamento
que pesa sobre tu cabeza.

Desde detrás del biombo,
tragándome mi propia lengua,
intentando sobrellevar el peso
de la losa que se empeña
en aplastarme,
de la losa que lleva escrita
las fechas de mi nacimiento
y mi muerte,
principio y fin,
lo que soy y lo que seré.
Espero la oportunidad
de estampar otras fechas
y protagonizar
otros capítulos de mi vida.
Mi vida, que vacía de otras vidas,
no es nada más que un transitar
entre alfa y omega.

Desde detrás del biombo,
observo cómo te quitas el sombrero,
cómo es otro quien te come la boca,
quien te apoya contra la pared,
quien recorre tus costados con su lengua
y sube tu falda,
quien busca entre tus senos y en tus bragas
encuentra la humedad
que espera sus dedos,
delatando el deseo casi violento de esa mano
que te posee
y anuncia un orgasmo
que te hace inmensamente feliz,
quien te embiste
y dibuja una sonrisa abierta
entre tus piernas.
¿Quién?

Desde el otro lado del biombo,
espero impaciente
que pronuncies mi nombre en alto
y desveles mi existencia,
espero ser...
Ser para ti
y desde ti
ser para el mundo.

Y, mientras tanto, caen los días
en el calendario
desnudando diciembre
inexpugnablemente puntuales,
y se desvanece con ellos la esperanza
de ser
este año
protagonista de algo.

Lo contemplo todo desde detrás del biombo,
mi vida,
tu vida,
sus vidas...
y no entiendo nada
la realidad es difusa desde este lado...
Y no quiero interpretarla,
quiero vivirla.
Y no quiero que me la cuenten,
quiero vivirla.
Y no quiero que me la desvelen,
quiero ser yo quien la destroza
a dentelladas.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Celebración del atardecer

Caen los párpados
llenos de lágrimas
que nadie entiende
ni reclama.

Cae el sol sobre Madrid
y se abre paso
la media luna
entre sus calles
pobladas de celebraciones
que nadie reclama...

Sobre el amor urgente

Amor urgente,
valiente,
imprudente,
casi impertinente,
siempre incandescente,
rozando lo incongruente,
idealizando lo excelente,
olvidando lo decadente,
delincuente,
impaciente,
indecente...


Amor loco de atar...

Amor carnal,
pasional,
brutal,
bidireccional,
inequívocamente casual,
literal,
visceral,
sexual...

Amor rojo sandía...

Amor sin coraza
de papel de estraza,
amor de encuentro...

Amar desde la piel,
desde la locura de perder
cada instante en el que no estás,
desde la ansiedad de no encontrar
respuesta a la necesidad,
desde la tristeza de no llenar
el vértigo del precipicio
en el que se convirtió la soledad...
Amar desde las entrañas,
locas por devorar
la boca que desean,
que anhelan,
que sueñan...
Amar desde las palabras
que te persiguen
y retumban espantadas
contra el muro de piedra
de tu mirada.

Amar... a cualquier hora del día
y sin piedad...

*Espejo, imagino que hablamos de lo mismo, ¿verdad?
Me hiciste reflexionar.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Nubes rosas / Curvas nevadas

Horizonte sesgado de enormes nubes rosas.
Mis pasos acompañados de pequeñas nubes
de vapor bucal.
La rutina se traga las primeras horas
de mi amanecer
y me escupe en esta silla
sobre la que cada día reposa mi vida.
Me levanto a por el segundo café
de esta corta mañana,
sonrío entre cristales
a quienes acompañan mis pasos
con su mirada sentada,
mi voz suena despierta
contra los dormi-oídos
de algunos.

El horizonte sesgado de curvas nevadas.
17 de diciembre
En el vértigo de las celebraciones que se aproximan
deseo que se pare el tiempo
o que suceda todo lo contrario y las horas vuelen
a la velocidad de la luz
y 2009 comience en el 9 de enero directamente.
Y aparezcas TÚ, con tu mochila cargada de sonrisas
y un año más, el que cumples mañana.

martes, 16 de diciembre de 2008

Celebración del amanecer

Si sonó la alarma del despertador y la oíste.

Si abriste los ojos y viste la poquita luz que entraba a través de las rendijas de la persiana y, poco después, te sorprendió la claridad de esta mañana de diciembre soleada, al levantarla por completo.

Si pegaste la nariz al cristal y sentiste el frío que trasmite el vidrio para advertirte de que fuera no se superan los 2 grados.

Si te metiste en la ducha y te estremeciste al sentir el agua fría cayendo sobre tu cabeza primero, sobre el resto del cuerpo después.

Si el olor del café saliendo de la cafetera dirigió tus pasos a la cocina y su sabor te trajo buenos recuerdos...

Entonces, amigo mío, estás vivo y estás en condiciones de celebrar tu amanecer. Te diré que no todos despiertan con sus cinco sentidos a los que se unen los recuerdos... Te diré que sobre las espaldas de muchos sólo pesan malos recuerdos que no quieren que se despierten nunca más al amanecer y, sin embargo, se despiertan más puntuales que la alarma del despertador... Te diré que algunos nunca despiertan viendo, ni oliendo,... Te diré que algunos no duermen casi porque sienten frío perpetuo.

Despertar. Poner el pie derecho o el izquierdo en el suelo, celebrar cada primer paso que damos, coger aire, estirarse... Poseer cada uno de los rincones de nuestro cuerpo y hacer de él lo que se debe hacer de él...

Si.

Ser dueños de cada una de las horas que tenemos por delante y hacer de ellas algo nuestro...

Eso es amanecer. Respirar. Oler. Oír. Saborear. Gritar. Caminar. Celebrar el hecho de sentir.

-------------------------------------------------
Somos verdaderos privilegiados porque podemos dedicarnos a pensar en lo que sentimos y en lo que dejamos de sentir. En lo que opinamos o no sobre la realidad que nos rodea. Mientras, la gran mayoría del mundo, se levanta pensando en cómo sobrevivir. Y hoy tengo uno de esos días en los que me niego a no ver el sol, aunque muchas veces soy yo misma quien se arranca los ojos y prefiere negarse el espectáculo de la vida.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Insomniaciones II




Sobre el altar de piedra,
el cadáver y doce copas de vino tinto.
Alrededor,
doce mujeres vestidas de blanco,
cuellos largos decorados con
collares de espinadas rosas rojas.
Sobre sus cabezas,
la luna menguante.


Abriste y cerraste la puerta
tan rápido como me besaste.
Busqué tus ojos entre tu bufanda
y tu abrigo
y encontré la nada.


Brindan a la luna
y beben un trago largo de vino,
se inclinan
y expulsan parte del trago
sobre el cadáver desnudo.


Recuperé tu bufanda del perchero
y me la puse...
El calor de tu cuello
cayó en picado hacia el suelo
y entre la lana encontré sólo espinas.


Al inclinarse,
las espinas se clavan
en sus pechos y garganta
y sangran...


Solté la bufanda sobre el sofá
y salí a tu encuentro
a la cocina.
Apoyado contra la nevera
apurabas un trago de whisky.
Las cuencas de tus ojos estaban
vacías...
¿Cómo verme sin ojos?


La copa vacía de vino
recoge la sangre
que emanan
sus poros ahora espinados.


Me pierdo en el pasillo
mientras tú, inmóvil,
te sirves otro whisky.
Borracho de ti,
inconsciente de todo.


Brindan ahora sobre el cadáver
y beben su propia sangre espinada.
Agarran sus manos
e invocan las mujeres que fueron...
Las mujeres que él no vió...
¿Cómo verlas sin ojos?


Frente al espejo
empuño la navaja
y me arranco el ojo izquierdo.
He decidido ver sólo la mitad
de lo que existe,
mañana quizás me iguale a ti
arrancándome el ojo derecho.























viernes, 12 de diciembre de 2008

Ni una gota más...

No cabe una lágrima más
en tus ojos de oceáno
y, sin embargo,
no lloras.
¡Llora!
No te desbordes,
¡llora!

Cada una de las penas ajenas
suben contigo a la báscula
por las mañanas
y vas y dices que engordas...
¡Mentira!
Te engordan las penas ajenas.

¡Llora!

¿Por qué no sabes llorar?
1
2
3
¡Llora!
Desata la rabia,
deja fluir la pena,
no temas estar llorando días,
estaré a tu vera...

Para mi espejo
(y para mi).

jueves, 11 de diciembre de 2008

Palabras como puentes




Tiene una cajita llena de palabras
guardada debajo de la almohada.
Tiene muchas, a pesar de su corta vida.
Algunas salen deformadas
sin h,
con k,
sin tilde...
rebeldes, desmelenadas, gritonas, cautivadoras,
cultas, profundas, ... ¡directas y sinceras!

A veces, abre la caja y las más rebeldes
y alborotadoras
se pelean dando codazos por ser las elegidas
y ella las lanza desde su garganta
en un grito cibernético
en forma de poema desestructurado
que algunos escuchan
y consuelan (o no).

Otras veces las palabras se transforman
en nota musical
y vuelan desde su saxo
en forma de melodía.
Lloran, gritan, se contonean en el aire,
hacen volteretas y vuelan,
vuelan,
vuelan...
En libertad.

Abriste la caja y dejaste volar tus palabras.

Palabras como puentes
que aproximan generaciones,
definen ideologías y retos,
aplastan mentiras,
destrozan hipocresías,
aniquilan mitos insanos,
ilustran sueños,
retroalimentan ideales,
calman ansiedades,
iluminan caminos,
bailan con risas,
tejen,
tejen,
tejen vínculos...

Atesorar palabras
para ser más libres,
para que se expresen nuestras entrañas
y alguien, al otro lado,
abra su caja y responda
en el mismo idioma.

"Podrán cortar todas las flores, pero nunca terminarán con la primavera". Che Guevara.

* El título de este post es un "plagio" del título de un cuento de Benedetti: "Puentes como liebres".



miércoles, 10 de diciembre de 2008

Si gritando cambiara algo...

tendría que aprender el lenguaje de los sordomudos mañana mismo.
Pero, no, gritar no soluciona nada.
Romper contra la pared el espejo que refleja tu cara y olvidar. Ese
es el único antídoto contra esta hemorragia que me desangra
las entrañas y me daña, me daña, me daña...

martes, 9 de diciembre de 2008

Insomniaciones

Al caer en el fondo de la piscina sin agua,
el cuerpo se descompuso en 1000 extremidades
algunas chocaron contra las paredes
azulejadas en verde y blanco,
otras rebosaron el borde
y se extendieron por los aledaños.

Al meterme en la cama, vacía de todo,
espejo de la nada,
mi cuerpo se descompone en 1000 pedazos
que rebotan contra la almohada
o se expanden por la atmósfera
de esta habitación que contiene mi vida.

Al dispararle en la sien
sus neuronas flotaron en el aire
y quedaron suspendidas del espejo
de su último aliento
tiñendo su mirada de odio y dulzura
al mismo tiempo...
Arrebatándolo el conocimiento.

Al colarse tus palabras en mis oídos
los reventaron e hirieron de muerte,
los sodomizaron,
hicieron de ellos marionetas sin hilos,
niños sin sonrisa,
mariposas sin alas,
notas desalojadas de su partitura.

Al arrancarle la lengua
le dejaron sin voz,
las palabras murieron ahogadas
en su chimenea callada,
la sangre del desgarro
llegó hasta su estómago
convirtiéndolo
en un drama.

Al entregarte mis palabras
te regalo mi vida,
te entrego lo único que poseo,
lo único que me ocupa
noche y día,
lo único que me llevo
al paraíso de mis sueños
despierta y dormida.

En mi huida
alojaré mis palabras en mi garganta
sangrante,
mientras las tuyas zumban en mis oídos
y me enloquecen con sus gritos
de promesas incumplidas.
En mi huida
no volveré la cabeza hacia atrás
no te dejaré ver mi sien fusilada
de miradas incoherentes.
En mi huida
saltaré a la piscina sin agua
y regalaré mi vida a los baldosines
verde esmeralda
que se teñirán de vermell
y llorarán la tuya...
anterior a la mía.

Noche de insomniaciones,
de opiones,
de desilusiones,
de pesadillas,
de frustraciones,
de locura,
de dioses,
de emociones,
de una única ausencia que pesa,
de anhelos que me calzo
cada mañana
y abandono cada noche
antes de morir sobre mi almohada.

Azúcares como hombres



El azúcar moreno tiene un sabor potente, se disuelve en el café o la leche pero siempre deja restos en el fondo de la taza... se resiste a desaparecer por completo. Su cuerpo y su color son inolvidables. Si estuvo, se le recuerda. Algunos de sus granos, normalmente gordos, se quedan entre los dientes donde, horas después, comienzan a deshacerse rememorando lo que fue, convirtiéndose sobre la lengua en caramelo pegajoso que se resiste al trago de agua, que pretende aclarar la garganta, repitiendo un "pasé por tu boca" eterno...


El azúcar blanquilla, el más usado y común, no se resiste al calor de los líquidos sobre el que es arrojado por la cucharilla de turno, tampoco defiende su entidad ante las cuchillas de la batidora que lo mezcla con los huevos y la harina y lo convierte en un ingrediente más de las galletas o el bizcocho. Se deshace, se esfuma, no deja huella, puedes repetir una y mil veces, de hecho, repites. Quienes echan una cucharilla, echan dos y tres poco después. Está ahí, sin más. De hecho, estuvo siempre. Los terrones quedaron anticuados ante los atractivos envases del azúcar moreno...


El azúcar refinado se ha sometido a una y mil operaciones para agradar y no se sabe muy bien si es azúcar o qué es... Perdió su identidad en la refinería y ahora cuentan con él en escasas ocasiones porque tan refinado es que no encaja en ningún pastel convencional.


El azúcar glas espolvoreado sobre pasteles, tartas, bizcochos y otros manjares despierta el amor a primera vista y colma el sentido del gusto en cuanto penetra en nuestra boca bien acompañado. No empalaga, no está de más, pero se le puede echar de menos. Sutilmente se expande por nuestro paladar y sutilmente se cuela entre nuestras papilas gustativas... Lo único no sutil son los restos que deja en las comisuras de nuestros labios, en nuestros dedos... en los lugares adonde llevamos estos. El azúcar glas es la clase supra de los azúcares. Sensible, dulce (que no dulzón), casi transparente, si has aprendido a usarlo, no puedes dejarlo de lado. No se dejará nunca convertir en caramelo, ni fundir con huevos o harina pero será la capa final de tantas y tantas noches...


Se me antoja que el azúcar glas es polvo de luna llena en esas noches en las que la vemos difuminada.







lunes, 8 de diciembre de 2008

Café cubano

La mariposa que cuelga del techo
proyecta una sombra no interpretable
en esta mañana de lunes - domingo
mientras acompasadamente
la sábana sube y baja
siguiendo el ritmo del pecho
que arropa.

Fuera llueve,
dentro el aire hierve...
en las pompas de vapor
se esfuman los sueños
de otros lugares,
otros cuentos,
otros manjares,
otros cuerpos.

El sabor del café cubano
me acompaña en la huida.

Interpretar, reír la realidad,
huir del mismísimo miedo
y gemir en el momento evidente.

El sabor a frambuesa
perfuma la madrugada tardía.

Callar lo insoñable,
lo que no pertenece,
llorar en silencio
lágrimas con nombre y apellido,
esconder los anhelos
detrás del espejo.
Dejar que se quiebren
y bajarlos puntualmente a las 9
con el resto de la basura
que quedó prendida en tu pelo.

Ronronear como gato en celo
y mirar en silencio
al espejo del futuro incierto
en paraíso lejano,
sin nombre aún.

Añorar una voz
y un calor
a pesar de dormir
acunada por las llamas
del infierno.

Y desear no estar,
una vez más...

viernes, 5 de diciembre de 2008

jueves, 4 de diciembre de 2008

Esperanto no-utópico



Me encanta la Torre de Babel, su historia, las lenguas del mundo y, sobretodo, aunque después de leer esto penséis que soy (más) rarita: la fonética y las declinaciones. Pero sí que es cierto que, después de esforzarme por aprender otros idiomas (y ganarme la vida con ellos), por fin, he descubierto intuitiva y naturalmente, a través de un "puñao" de cabecitas locas, que existe un "esperanto", existe, sí, no es una utopía. Nos entendemos. ¡Qué alegría!

Me explico...

Existe un lenguaje universal (ligado a experiencias también universales) que flota por encima de nosotros.

Hago uso de mi vena didáctica e ilustro lo que digo con ejemplos claros que más de uno y de dos entenderán (si no, anulo el post, I promise!):

AQUÍ Y AHORA = Dogma
Amigos = Muchos y muy diferentes pero uno con mayúsculas siempre. Además, en muchos lugares diferentes.
Amor = 1a. Asignatura pendiente.
Asertividad = En construcción.
Barcelona = 1er. Sueño de vida pendiente de convertir en realidad.
Berlín = 2o. Sueño de vida pendiente de convertir en realidad.
Bernardas = Primer movimiento (véase también cuento).
Beso = Capítulo 7
Bipolaridad = Por la mañana, sí. Por la noche, no. Y, durante el día, todo lo contrario.
Blogs = Recopilación de vidas
Caña = Celebración de la amistad
Casualidad = 1. Cimientos de cualquier tipo de relación. 2. Tema recurrente de posts y conversaciones a la luz de la rubia que mejor nos cae a todos...
Cerveza = La rubia que mejor nos cae a todos.
Compartir = Vivir
Compartir amigos = Regalar primaveras en otoño
Cuento = Perlas de evasión
Divagar = Deporte predilecto de los hablantes del esperanto.
Dormir = Necesidad física que realizamos en pequeñas dosis porque no lo necesitamos para soñar (ver soñar).
Empatía = Don de algunas personas con efecto bipolar, es decir, lo que te permite acelerar enormemente los procesos de "amistad", te permite también romperte en 1000 pedacitos cuando te estirannnnnnnnn sin preguntar.
Espejo = 1. Reflejo de vidas. 2. Apartar antes del primer café matutino.
Felicidad = Existe.
Hada = Una y ná más, Santo Tomás.
Hermana = 2a. asignatura pendiente
Lando = EL GATO (el Hada tiene LA GATA pero no recuerdo su nombre)
Libertad = Tiende a infinito una vez has superado el síndrome de Estocolmo que genera el 8.
Literatura = Vida (véase Música).
Luna = Una para todos y todos para una.
Lunes = Anita
Madrid = Conexión
Mariposa = Silvio Rodríguez
Miedo = Mejor, no. Sustituir por "Atrevimiento".
Minipunky = Quince años tiene mi amor.
Moñas = Actitud que toman algunas parejas cuando se ven irremediablemente sometidas al subidón hormonal
Morado = Hada
Musa = 1, 2, 3... y ninguna.
Música = Vida (véase Literatura).
Namid = Bailarín estelar, ducho en las artes de la pintura y la canción, que habita desde hace cuatro años la vida de el Hada.
Negro = Triz
Oeste Celeste = Nuevo punto cardinal
Pasado = Aprendizaje
Paso de cebra = lugar ideal para quedar un domingo.
Pelo = Oscuro
Piruleta = 1. Paz 2. Menchu por entregas.
Pop = Los Planetas. Pasado. Presente.
Respetar = Norma básica de conducta.
Rojo = Menchu
Ron miel = Evasión
Rutina = Mujer condenada al olvido de viernes a domingo.
Sexo = Libertad entre 2 (o los que tengan que ser).
Sobrasada = ¡Que sean dos!
Sofá = Punto de encuentro cuando escapas de la rutina.
Soñar = 2 variantes principales: 1. con los ojos abiertos, actividad lúdica que ayuda a tapar la boca al jefe / amigo / extraño cuya conversación no te interesa. 2. Con los ojos cerrados, actividad necesaria para el descanso corporal y, en contadas ocasiones, para conectar con otras galaxias.
Tabaco de liar = Lo que ilustra la capacidad para hacer dos cosas a la vez de algunAs
Uuuuuuuuuuuuuuuu = No me asustas.
Verde = La Maga
Viajar = Junto con la celebración de la amistad vía caña, actividad lúdica favorita de los hablantes del esperanto.
VOLAR = Don de los hablantes del esperanto utópico.

(me cansé).

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Al desnudo

Dejó su bolso en la entrada. Dentro del bolso, el monedero. Dentro del monedero, el DNI: Nombre y apellidos, fecha y lugar de nacimiento, profesión, domicilio.
Colgó su chaqueta y su bufanda del pomo de la puerta. Por el libro que asomaba del bolsillo de la chaqueta supe de su amor por la prosa densa, por la dedicatoria intuí que llevaba años en compañía de aquella obra, tenía pinta de ser aquella su quinta o sexta lectura. El olor de su bufanda me dió datos acerca de sus no-costumbres: no fumaba, no bebía y no abusaba del perfume.
Contemplé cómo deshizo el nudo de los cordones de sus zapatos y, descalza ya, quedó desnuda de amores pasados. Guardados ahora lejos del corazón y del pensamiento, rara vez le hacían rozadura en el pie. Rara vez.
Al bajar la cremallera de su falda le liberé de sus problemas familiares. Malentendidos, desengaños, preocupaciones, tristezas, pesares, presiones, comparaciones absurdas, obligaciones ... cayeron al suelo.
En la parte delantera del cuello de su jersey estaban enlazados sus sueños, los que no pronunciaba pero ansiaba, habían traspasado su garganta, regulaban su calor corporal... Cuando sentía frío, se ajustaba el cuello y los sueños. El jersey cayó del lado del revés y quedaron a la vista. Horas después dedicaría 1000 palabras a explicármelos... Siempre deseando estar donde no está... concluía ella sola.
Su corazón lo sostenían infinidad de manos amigas y no lo pude desnudar del todo a pesar de soltar el broche.
Se quitó lo (s) pendiente (s) y lo (s) dejó sobre la mesilla.
Al bajarle las medias conocí sus tabúes y temblores y me aproximé a sus anhelos.
En su casi total desnudez me habló de la libertad, de la que no tuvo y tiene, de la que siente cuando yace desnuda donde quiere, de la que añora cuando se viste con todas sus ropas, que son su vida, y sale al mundo cargada de ropas y de vida, de accesorios y de vidas.
Y en su total desnudez me di cuenta de que no hay deseo impronunciable, ni umbral infranqueable si el pacto es entre desnuDOS.

martes, 2 de diciembre de 2008

Si tiras más, se rompe...



Eyyyy, tú, ¿no te das cuenta de que, si tiras más, se rompe ... ? ¿No te das cuenta de que es de carne y hueso y su día tiene sólo 24 horas, 24 horas que se llenan solas, con cosas que le importan más y menos, con deberes que no placeres? Deja de tirar, deja de pedirle explicaciones y responderle con desprecio. Si tiras más, se rompe... Se partirá en mil añicos y no quedará nada, ni para ti ni para nadie... No lo hagas.
----------
En respuesta al blog de Lostnilwen:
Tiran porque saben que pueden tirar. Porque, cuando comienzan a tirar, te duele pero acabas apuntándote a Pilates, si es necesario, para ganar elasticidad y acoplarte. Tanta culpa tienen ellos, los "tiradores"- ¿tiranos?, como tú, que te acabas acoplando.
Por otra parte, qué lindo saber que tiran porque encuentran y porque, además,encuentran algo que no tiene todo el mundo pero esa idea no se puede convertir en una "obligación".
La amistad, el amor, lo no-etiquetable/etiquetado, todo... todo tiene que ser recíprocamente cuidado y vivido.



lunes, 1 de diciembre de 2008

La "nada" también es bipolar

No tener nada que hacer, agobia tanto como no tener tiempo para hacer nada.
Recibir sin haber pedido nada nos puede asustar tanto como no recibir nada cuando esperas algo. No tener nada que dar es no tener nada de nada, ni de ti mismo, y es tan doloroso
como tener a quien dar y que no quiera nada.
A veces, no haber hecho nada puede haber sido la mejor opción, tanto como haberlo hecho todo para nada.
Hacer como si nada o explotar con nada.
Y, así, sucesivamente.

De vez en cuando, dejo mis planes en el primer STOP que encuentro y no hago nada... Y quien nada, no se ahoga. No, no te ahogas, al contrario, FLOTAS.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Palabra clave: Intuición

La intuición tiene forma de flecha de dirección única que indica el camino hacia el caparazón.
¿Tendrán algo que ver el caparazón y el corazón?
Lo tienen todo que ver.
Hace frío.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Breve diccionario emocional del día de hoy

Quietud: Momento breve (y leve) en el que todo está y está bien. Si se prolongara, se convertiría en rutina y perdería la magia.

In-quietud: Preludio del caos.

Caos: Momento lento (y denso) en el que todo se mueve y pierdes el equilibrio. Si se prolonga más de lo humanamente sostenible / soportable, puede devenir en locura.

Velocidad: Intrínsecamente relacionada con el estado emocional del sujeto que conduce.

Yo: Inquieta. Asustada. Expectante.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Aunque pueda evitar pensarlo...



no puedo evitar sentirlo.
Hace muchísimo frío fuera
y se está extendiendo
por dentro, dentro, muy dentro.


El termómetro marca 2 grados
pero la sensación térmica es
de - 5º.

Las cimas cubiertas de nieve
añoran las tardes de verano
en Tirso de Molina.

Los labios amoratados,
el calor de los besos
que te llevaste,
mientras la tensión de las palabras
que no pronuncié
arde en mi garganta
y el vaho de mis cuerdas vocales
cubre el espejo
en el que ya no te ves.


Y mis manos,
mis manos viven inertes
en los bolsillos de mi abrigo
desde que fueron desalojadas
de tu cuerpo.

Se está extendiendo
por dentro, dentro, muy dentro.
Hay pronóstico de nieve
para este fin de semana.

La lluvia trae nostalgia, siempre,
¿qué trae la nieve?
Tardes de glühwein y manta,
de chimenea y libros pesados,
de esos que sólo pueden leerse en casa.
Y nostalgia, claro, siempre...
Nostalgia del sol isleño
y del calor humano soriano.





martes, 25 de noviembre de 2008

De par en par

Hace frío. Las esqueléticas ramas hacen de repisa a los primeros copos de nieve. Los tejados helados acogen las vidas deformes de aquellos que dicen saber adónde van y de dónde vienen. Las nubes rosadas no dejan ver las cumbres nevadas y las aves emigraron hace días hacia tierras más amables.

Se dejó la puerta abierta y, sin percatarse de ello, se coló la única corriente de aire cálido que corría por la ciudad. Al volver a casa, cerró la puerta tras de sí y la corriente quedó atrapada en aquella sala a medio amueblar, sin cortinas aún, sin fotos, con los cuadros apoyados contra las paredes... Durante unos días hizo su vida normal, la calidez de la corriente apenas le incomodaba. A veces se sentaba a su lado en el sofá mientras él hablaba por teléfono, otras le acompañaba a la cocina mientras hacia el café y le soplaba besos en las mejillas, por la noche le calentaba los pies al quitarse los calcetines para meterse en la cama... La cama llevaba años vacía de ella ... e incluso de él. La corriente comenzó a hacerse algo familiar para él. Entraba en casa y esperaba su saludo al quitarse el abrigo. Su olor le volvía loco, sobretodo cuando acababa de entrar en casa y su nariz había respirado demasiada contaminación... La corriente le regalaba su olor fresco y le transportaba a su infancia.

Llevaba tiempo conviviendo con ella y pensaba que siempre estaría. Se había acostumbrado y le gustaba. Sin embargo, aquella mañana de sábado se dejó la puerta de par en par cuando bajó a recoger el correo y ella se fue. Y le dijo adiós soplándole la nuca cuando él estaba sacando las cartas del buzón, pero él no lo notó... Estaba absorto en la lectura de aquella carta que por fin había llegado, después de años. Aún reconocía la letra de la que durante tantos años ocupó el lado izquierdo de la cama.

Al entrar en casa notó levemente su ausencia pero seguía absorto descifrando letras. Fue por la noche cuando comenzó a echarla de menos, se quitó los calcetines y sus dedos se encogieron de frío... ¡No estaba! ¿Dónde estaba? La buscó por encima y por debajo de la cama. La buscó entre el abrigo y la bufanda. La buscó en el sofá donde siempre se sentaba y en la cocina donde solía esperarle. ¡No estaba!

Se asomó a la ventana y la vió... La vió al otro lado del cristal, esperando para entrar...

Le habían abierto la vida de par en par y no se había atrevido a nada más allá de él.

Domingo trasnochado / Lunes desvelado

A ella:

"Busca en tu cama, en tu sofá, en tu armario, en tu cocina... en algún rincón de tu casa (y tu vida) he dejado mi ilusión y ahora me cuesta seguir".

Su respuesta:

"La encontré, Meli, la encontré abrazada a la mía, me dijeron que juntas habían econtrado consuelo y, pletóricas, cotorreaban de nuevos caminos. Andele... bona nit".

No me queda otra opción que sonreír...

Y, mientras, te despierto en mi domingo trasnochado y tú me despiertas silenciosamente, en tu lunes de desvelo.

¿Qué sucede? Nada. Hay noches sin luna que son mágicas igualmente.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Mi bipolaridad

Me dice el hada morada que ayer hablaron de bipolaridades y automáticamente me identifico y comienzo a analizar las mías, con las que irremediablemente convivo porque no me queda otra, no porque quiera.

¿Por qué Madrid me atrae y me repele por igual? ¿Por qué Palma me atrae como un imán? ¿Por qué traslado los domingos otoñales al sofá de Noe y me siento como en casa a pesar de no llevar ni 24 horas allí? ¿Por qué aquí no me siento nunca en mi sofá y huyo al de Patricia?

¿Por qué hay aviones que llegan siempre con retraso y te dejan sola en el aeropuerto, abandonada a las miradas y vidas de la gente que pasa? ¿Por qué cuando necesitas taxi no aparece y, cuando no lo necesitas, hay tantos y tan variados? ¿Por qué a veces siento que se acelera la vida y otras, muchas, siento que estoy en un eterno stand by? ¿Por qué solucionar mi stand by implica moverme de lugar? ¿Por qué me empeño en desordenar?

¿Por qué tengo miedo precisamente ahora?

¿Por qué puse todas mis cosas en el equipaje de mano salvo el tarro de los sueños?

¿Por qué estoy allí pensando en lo de aquí y vuelvo aquí llorando lo de allí?

¿Por qué no siento que pertenezco al lugar donde llevo ya casi cinco años y, sin embargo, pertenezco a ese sofá recién estrenado?

¿Por qué ahora?

Ahora, no, ahora no puede desordenarse todo... No tengo tantas fuerzas.

El caos o la calma... Ni lo uno, ni lo otro, si no la mezcla eterna de ambos.

Me dice el hada morada que quizás temo a que se vayan otros antes que yo y por eso huyo yo... me muevo yo antes de que el movimiento de los demás descoloque el tablero. Quizás tengas razón, quizás tengas tanta razón que deba digerir tus palabras.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Volar y no desear ser etérea

Hace ya cuatro meses que escribí un post antes de irme a Tailandia y Laos en el que decía que me resultaba extraña la sensación de irme de Madrid sin ganas de huir. Hace tiempo los viajes eran mi evasión de una rutina que no me convencía del todo, de una ciudad que me atrapaba más que liberarme, a pesar de las millones de opciones que me esperaban en cada esquina y que, ciega, no quise reconocer. Viajar suponía pasar de 50 a 100 en cuestión de segundos, los segundos que tardo en subir al avión, y volver suponía reducir la velocidad de mi vida y mi felicidad. Sin embargo, me fui a 100, viví el viaje a 100 y volví a 100. Estado de felicidad prolongada. Lo mismo sucede con este fin de semana en Palma.

Y es que aprendí a volar en mi día a día, sin ser etérea, eso se lo dejo a las "musas urbanas" que me rodean, cuya dosis de "vaporosidad" es idéntica a la de sexualidad, visceralidad, etc., completitas ellas todas, equilibradas a pesar de lo que puedan pensar.

He aprendido a volar sin necesidad de volar a otro lugar físicamente, más o menos lejano, sin abandonar Madrid. Madrid puede ser un lugar ideal para vivirlo cada día, en invierno con tintos de verano y en verano con chocolates con churros.

Lo dicen tantos tan bien dicho que no voy a hablar más de volar...

Un fragmento descriptivo y vaporoso de Oliverio Girondo:

"No se me importa un pito
que las mujeres tengan los senos como magnolias
o como pasas de higo;
un cutis de durazno
o de papel de lija.

Le doy una importancia igual a cero,
al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco
o con un aliento insecticida.
Soy perfectamente capaz de soportarles
una nariz que sacaría el primer premio
en una exposición de zanahorias;
¡pero eso sí!
-y en esto soy irreductible-
no les perdono,
bajo ningún pretexto,
que no sepan volar.

Si no saben volar
¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!

(...)

Yo, por lo menos,
soy incapaz de comprender la seducción de una mujer pedestre,
y por más empeño que ponga en concebirlo,
no me es posible ni tan siquiera imaginar
que pueda hacerse el amor más que volando".

jueves, 20 de noviembre de 2008

Desvelo de cuarto menguante / Deseo de luna llena

Ahora que las noches están hechas para el desvelo
y las siestas para amar conscientemente
(y gozar libremente).
Ahora que la luna mengua a la velocidad directamente proporcional
a la que aumenta mi deseo de ti.
Ahora que me desvela el aviso de mensaje en la pantalla
y el maullido de los gatos en mi espalda.
Ahora que todo está por escribir, descubrir, describir,
asir y desasir.
Lo que es, ES. Ahora.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Al ritmo de vuestros corazones umbilicales

Dime, tú que lo llevaste dentro de ti, tú que sentías su corazón dentro de tu barriga, tú que conociste sus primeros movimientos porque los hizo dentro de tu cuerpo, tú que lo pariste, dime... ¿piensas que no sabes lo que necesita?

Dime, tú que te pones en cuclillas a su lado y le presentas dragones y le abres puertas al mundo de la fantasía mientras sostienes sus pies en la realidad, tú que te subes al columpio y te balanceas a su lado, tú que alimentas sus sueños y su boca, dime... ¿piensas que no sabes cómo hacerlo?

Dime, contéstame, tú que le invitaste al baile de la vida, dime... ¿piensas que no sabes acompañarlo en ese eterno baile umbilical?

Instintivamente, como todo en esta vida.

Y no tengo ni idea de lo que es parir, de lo que es sentir esa respiración dentro de ti, de lo que es tener un bailarín estelar para siempre en tu vida pero, no falla, lo sabes, me lo dices siempre cuando hablamos de "problemas de quitaYpon"... INSTINTO.



Ayer fui feliz dándome cuenta de que tus estrellas no las cuidas sola, tienes a tu bailarín que te las cuenta y baila con ellas.

martes, 18 de noviembre de 2008

No puedes anclar mi mar

Me fui.
¿Acaso no te diste cuenta?
Contemplaste mi ida impasible
y temblaste tarde mi ausencia.

Ya no estoy donde creíste dejarme para siempre.
Te expliqué mil veces que siempre
es demasiado... Incluso para mi,
que soy adicta al pasado.

Da igual que te acerques, da igual cómo te acerques,
no importa que coloques mal o bien las palabras,
no hay oídos ya para tus discursos rompecabezas
y destrozalmas,
no te molestes en contar con rigor todo lo contable,
porque aquello que es incontable,
ya no existe.

Se lo tragó tu "para siempre".

Y yo ...
yo me moví.
No me preguntes ni por qué, ni cuándo,
simplemente me moví.

O te mueves o te mueven.
Rotundo.
Necesario.
Consecuencia de ti.
Resultado de mi.

Ya no puedes anclar mi mar,
ni cortar mis alas,
ni frenar mis anhelos,
ni controlar mis sueños,
ni colgar una soga en medio de la cama
donde te amé.
Tanto.
¿Tan bien?

Ya no.
Y en el extraño vacío de este "ya no"
repetido mil veces delante y detrás
del espejo,
en el extraño vacío
arranco tu ancla
y la dejo caer
pesada,
plomiza,
en la espiral que es mi vida
desasida de la tuya.

Y me cuesta pararme a pensarte,
a escribirte,
a recrearte,
pero es necesario
despedirse de este ancla
y gritarrrrr...

Gritar que mi mar está a salvo.

"Cuarto y mitá"

Sacio tu hambre de carne de una forma que TÚ, en concreto TÚ, mejor que nadie, entiende, Bernarda-carnívora.
Una escultura de Rodin... Y un un poema de Oliverio Girondo gráfico, descriptivo, sensual, sexual ... ¡Disfrutad del orgasmo literario!

POEMA 12
Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, se despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan, se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
se rehuyen, se evaden, y se entregan
.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Metro de Madrid

Siempre utilizo las mismas líneas de metro, imagino que nos pasa a todos. He memorizado cada una de las paradas de la línea morada entre mi casa y Pza. de Castilla a la ida y a la vuelta del trabajo, cada una de las paradas de la línea azul celeste entre Pza. de Castilla y Antón Martín para ir al centro, cada una de las paradas de la línea verde desde Diego de León a La Latina u Ópera... y es rara la vez que consulto el plano para aprender un camino nuevo y, cuando sucede, cuando el camino es nuevo, me fijo atentamente en los nombres de las paradas, cuento una y mil veces las que quedan para llegar a mi destino, cuento después las escaleras que hay hasta salir a la superficie y trazo mentalmente el camino incierto hacia un nuevo lugar. Las caras de la gente son otras, sus vidas son otras, sus pasados y sus día a día son otros también. Mis pasos son otros, no observo con la misma atención lo nuevo que aquello a lo que estoy acostumbrada; en lo desconocido apenas soy capaz de percibir los cambios porque no sé qué había antes de mi paso, en lo habitual, sin embargo, noto cada mínimo movimiento...

A veces se altera la rutina y cambiamos de línea de metro. Es todo un ejercicio mental, y físico, necesario, a pesar de la incertidumbre que puede rodear la salida del metro... ¿izquierda o derecha? Da igual, el caso es continuar. Al fin y al cabo, después de un tiempo, lo nuevo también puede volverse familiar.


Hoy no sonaba Silvio en el segundo rincón camino de la línea 9 en Avda. de América, ¿dónde estaba el hombre de los lunes? Me pregunto si alguien más lo habrá echado de menos... Seguro que sí.

"Vivo en un país libre, cual solamente puede ser libre..."
Y a las 12 acaban los cuentos de todas las Bernardas...
Apagad la luna, quiero dormir profundamente.

sábado, 15 de noviembre de 2008

Desordenando la felicidad,

me encontré con la vida.



AJO de su libro "Micropoemas 2"

viernes, 14 de noviembre de 2008

B.S.O. de una mañana de viernes

DESEO: Leer el pensamiento ajeno
REALIDAD: Soy torpe, no sé hacerlo.

Mientras tanto, escucho a Macaco ...

... Seré, seré, seré, se, lo que busque y lo que encuentre y al salir de mi escondite no sabré si fui o si vine mientras griten las sirenas, un futuro incierto llega. Soltaron los mandos del timón, a veces la vida te trae el resbalón.

Seré, seré, seré, se, coseduras y remiendos, que se hilvanan entre dedos son los suyos, son los nuestros coseré una tela desde la razón saltaré en picao al corazón, miraré a mis pies pidiendo sujeción a veces la vida te trae el resbalón.

La vida se cose con hilo fino, la vida es un traje a medida, oye.
La vida no tiene patrones no, la vida con hilo y aguja pasa la vida.

Je serai, serai, serai, ce que je cherche ce que je trouve en sortant de ma cachette. Je portais ou rien je revenais, pendant que crient les sirènes un futur incertain arrive, ils ont laché le gouvernail parfois la vie, la vie est une glissade...

"Hilo y aguja" de Macaco

jueves, 13 de noviembre de 2008

Ritos necesarios

"El principito volvió al día siguiente.

-Hubiera sido mejor -dijo el zorro- que vinieras a la misma hora. Si vienes, por ej., a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A las cuatro me sentiré agitado e inquieto; ¡descubriré así lo que vale la felicidad!. Pero si tú vienes a cualquier hora, nunca sabré cuándo preparar mi corazón... Los ritos son necesarios.
-¿Qué es un rito? -inquirió el principito.
-Es también algo demasiado olvidado -dijo el zorro-. Es lo que hace que un día no se parezca a otro día y que una hora sea diferente a otra."

Él volvió cuando le dió la real gana, porque así es él.

- Hubiera sido más lógico y normal - dijo ella - que respondieras cuando tenías que responder o que llamaras a una hora prudente. Si llamas, por ejemplo a las diez, me encuentras feliz en la barra de un bar, bebiendo vino tinto en grata compañía, sonriente, con petazeta en la garganta, con palabras dulces que te hubiera regalado "por ser tú" ... A las 12 seguiré despierta y veré la luz del teléfono, aunque ya lo haya silenciado. Pero a las 12 y diez, ya no veré nada. Me habré ido en sueños a otro lugar, de la mano del hombre de la arena quizás. Cuanto más avance la noche, más lejos estarás de encontrarme. Y es que para mi dormir por la noche es necesario.
- ¿Dormir por la noche?
- Sí, ya sé que para ti es algo olvidado - explicó ella sin ganas ya-. Es lo que marca la diferencia entre tú y yo, cuando tú asomas, yo me escondo porque somos irremediablemente opuestos, soy tu yang, aunque no lo quieras oír.

martes, 11 de noviembre de 2008

HUMANIZAR

No como contrario a "deshumanizar", que de eso esta ciudad sabe mucho, si no como contrario a "idealizar".

Te subí al pedestal porque en tu boca las palabras sonaban tan bien, las experiencias eran tan únicas, tu sensibilidad tan especial y tu carita tan linda... Te subí al pedestal porque abriste una puerta y entró luz y eso me gustó y me sentí agradecida y, a veces, cuando algo me deslumbra, tardo en recuperarme y en mi armario de los trastos hay unos cuantos pedestales esperando ser ocupados.

Te subí al pedestal yo solita y solita tuve que bajarte. Culparte no es posible porque no tienes culpa alguna.

No te culpo, te humanizo, te doy sólo características humanas y, por supuesto, te enfadarás, llorarás, huirás, volverás, te reflejarás en cientos de miles de ojos que no son los míos, te identificarás con otras palabras y corearás otras canciones, ... y yo no podré reprochar nada porque, realmente, yo fui quien se empeñó en subirte al pedestal y en hacer que la perspectiva con la que te miraba no fuera la natural.

Te humanizo y tampoco te estoy disculpando. No. A estas alturas cada cual que se responsabilice de lo suyo, ¿o no?

Y, ahora, te tengo aquí a mi lado, a mi altura y al reflejarnos en el espejo, lejos queda ya la locura, al reflejarnos en el espejo te veo... Con tus ojos perfectos y tu boca imperfecta, con tus ojeras, tus pecas, tus granos y tu sonrisa eterna... (que no etrusca)... y me gustas, claro que sí, me gustas como ser humano y continúo admirándote pero desde otra perspectiva, desde el tú a tú...

Te humanicé y fuimos felices y comimos perdices... Y, de paso, tú me humanizaste a mi y dejé de decepcionarte con mi locura obsesiva.

En el fondo, puedo ser muy tierno, muy cálido y, a la vez, cuando se me ocurre,puedo ser también tan frío y brutal como un monstruo. Existen en mí esas dos cosas. Soy una paradoja viviente. . . . H. Miller

lunes, 10 de noviembre de 2008

Huir


(Ilustración publicada hoy en EL PAÍS digital, no encuentro el autor...)


Lo que hace tiempo no se atrevió a llamar "huida", se atreve ahora a llamarlo así. Huida de sí misma y de ese "allí" que asfixia.

Y ya se le había olvidado el mecanismo de huida, y ya se le había olvidado la sensación de no pertenencia, el sentimiento de pérdida, de desarraigo... y pensaba que estaba todo colocado

hasta que...

de una patada se lo descolocaron por completo,
con un único soplido, salieron volando todos los naipes

y

volvió a contemplar la situación
y volvió a querer huir...

Ahora huir ya no es tan fácil porque hasta para huir hay que tener la cabeza sobre los hombros
pero, de repente, alguien o algo te da la clave para que te des cuenta de que sí, el siguiente paso es la huida. Las personas condenadas al exilio, sólo pueden vivir felices proyectando su vida en otro lugar, una vez más, comenzar a constuir el castillo de naipes desde abajo... aún sabiendo que un soplido de cumpleaños feliz podrá derribarlo de arriba a abajo.

Y aunque sepas que nadie tiene derecho a derribar tu castillo de naipes,
le das permiso...

y huyes.

Una vez más.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Sobre cármenes y mares

Carmen es mitad de primavera
y tres cuartos de cielo
y un colchón
donde pasa el sol la noche entera...
y se duerme cuando escucha su canción...
Guarda en los bolsillos las fronteras,
y sube cuando bajan los demás...
le pone mermelada a las mentiras
para que escuches siempre la verdad...
Tiene cuatro lágrimas guardadas
por si le dicen que no...
y un jardín de flores disecadas
pa´ emergencias del amor..
.y una veleta siempre apuntando hacia el sur
que es donde miro yo si miras tu...
Carmen guarda el mar bajo la almohada
,y sale cada noche a navegar...
ataca con un golpe de caderas
cuando enseña los dientes la ciudad...
Tiene tres sonrisas ensayadas
por si tiene que llorar,
y un banco en el parque del olvido
por si tiene que esperar...
y unos ojitos siempre mirando pa´l sur,
que es donde miro yo si miras tu...
Tiene cuatro lágrimas guardadas
por si le dicen que no...
y un jardín de flores disecadas
pa´ emergencias del amor...
y una veleta siempre apuntando hacia el sur,
que es donde miro yo si miras tu...
"Carmen" de Luis Ramiro

Cuando no existía...

Hace más de cuarenta años, cuando no existían ni los blogs, ni los móviles, ni el ipod, ni internet, ni youtube, ni el .ppt, ni las cámaras digitales, ni el correo-e... Cuando ni siquiera había teléfonos fijos en todas las casas y la tele mostraba una realidad bicolor...

Intento imaginarme cómo surgían las cosas hace más de cuarenta años y lo sé porque me lo han contado pero, claro, me pregunto si seríamos nosotros capaces de danzar en ese baile sin ningún tipo de máscara...

Hace más de cuarenta años, en una tarde-noche de enero se conocieron en el cine que tan sólo ponía una película un día a la semana en una sesión y, por supuesto, en blanco y negro. Durante meses sus cuatro ojos se buscaron en la cola del cine, se sonrieron, pestañearon... Apenas cruzaron dos palabras. Meses después siempre la acompañaba a casa y se despedía de ella en la esquina de la estación de ferrocarril, exactamente donde ella vive ahora (ya sin él)... en ese cruce de caminos que separa los dos barrios... el Cristo y los Tres pasos... de esa ciudad pequeña y tan puramente castellana. Durante meses la acompañó hasta esa esquina y se despidieron con la mirada. Tiempo después sus vidas comenzaron a aproximarse a un ritmo que ahora se nos haría cansino, imposible, ... Él tuvo que irse 20 meses muy lejos a cumplir con el servicio militar y ella esperó cada día oyendo la radio y cosiendo con su hermana las noticias de él. Esas noticias no llegaban a diario, ni muchísimo menos, pero cuando llegaban... llegaban... y la llenaban de sonrisas y en sus fotos le veía, veía sus tremendos ojos negros, y le leía porque él nunca envió una foto sin dedicatoria. Y ella sonreía y le esperaba porque sabía que él vendría y que la televisión podría ser en blanco y negro pero su vida no iba a serlo nunca más. Y volvió en junio y en julio le dijo que no podía más, que la espera era ridícula, que no tenían nada pero tampoco lo necesitaban porque tenían 4 manos y dos corazones... y se fueron a buscarse un porvenir y, durante los años en el extranjero, vivieron la luna de miel que no pudieron pagar porque no tenían nada. Y a ella le valía con tenerle a él... Y, años después, cuando la vida le ha quitado de su lado, pronto, demasiado pronto, ella no tiene sms guardados en el teléfono móvil, ni fotos digitales, ni posts en el blog, ... ella tiene cuatro hijos y unos cuantos nietos, tiene mil recuerdos de una persona con sonrisa transparente y mirada produnda, tiene un huerto y un jardín moldeados con sus manos, tiene un montón de amigos que pasan y se sientan alrededor de la chimenea y lo nombran 1 y mil veces y lo añoran cada día más, tiene mil paseos bajo la lluvia buscando caracoles y mil paseos más después de la lluvia recogiendo setas... Lo tiene. Está. Alza la mano y está. Y ya no la abraza como ella desearía pero la lleva de la mano a cada lugar...

Le he dado la dirección de Libertad 8 porque quiero que la traiga este domingo...Sé que lo hará. Él era sabio...

Hace más de cuarenta años...

jueves, 6 de noviembre de 2008

Si las horas se empeñan en dar la vuelta al día y ponerlo patas arriba, ¡que lo hagan!
No diré que no.

Si te empeñas en hacerme reír a carcajada limpia, ¡házlo!
No diré que no.

Si asomas entre palabras cibernéticas, palabras... al fin y al cabo, palabras.
Me alegraré y seguiré invocándote.

Si los cuentos se empeñan en gobernar nuestras vidas y atraer sonrisas, abrazos y aplausos,
que lo hagan.
A estas alturas, no diremos que no... Estamos empezando a volar.

No diré que no.

Al habla con mi miniyo


Hoy, no sé por qué, pero me falta la sonrisa, bueno, sí que sé por qué pero ... "son problemas de grandes", así que prefiero reproducir una conversación con mi maga-quitapenas-miniyo-Lucía.


...
L: Tía, entonces... ¿por qué no vamos a ver High School Musical?
C: Luci, porque las entradas valen una pasta, no merece la pena.
L:Ya, y ¿por qué mi amiga sí que ha ido a verlo a Valladolid y ha ido con su hermana, con su tía, con su madre, con su prima??
C: Porque han ido... y yo qué sé...
L: Pero a tía Laura no se le ocurrirá estrenar mis pompones, ¿no?
C:Hombre, no creo que le de a tía Laura por montarle el numerito a J.A. y, si lo hace, qué bien, hija, un poquito de marcha...
L: Pues no me hace gracia. Seguro que él, mientras, hace cosquillas a la tía ...
C: Para eso quieres tú un novio, enana, ¿para hacerte cosquillas?
L: NO, NO QUIERO TENER NOVIO. YO QUIERO SER SOLTERA Y ADOPTAR UNA NIÑA PERO TENGO MIEDO AL AVIÓN... (¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡!!!!!!!!!!!!!!!!!)
(Yo con cara de póker paseando por la calle León)
C: ¿Te da miedo el avión?
L: Sí, tía, cuando yo adopte una niña bebecín, bebecín, tú, ¿serás muy vieja ya?
C: Hombre, Lu, te llevo 21 años, estaré en condiciones de ir a por la niña y, si me apuras, me traigo otra para mi.
L: Vale, hacemos un pacto, las dos solteras adoptamos una niña cada una del sitio ese adonde va el programa ese del recorrido tan largo... ¿sabes cuál?
C: Jajajajajajajajajaja sí, Pekín exprés. Mira, mejor, nos vamos en furgoneta a ver si, de aquí a allí, se te quitan las ganas de ser madre y dormir mal y soportar enanas petardas como tú!!!!
L: No te quiero, eh?
C: Ni yo...
L:Bueno, sólo hasta la luna ida y vuelta...
C: Y yo hasta marte... "hast'amarte"... jajajajajaja

Necesito una dosis de Lucía ya mismo.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Sobre el feng shui, las espirales y otras artes milenarias


Apenas hace un par de semanas que destruí una notita de papel que ingenuamente habitaba en mi libreta de los cuentos liberando, a conciencia, toda la energía que contenía la nota y que, a ratos, aplastaba la fantasía de mi cuento vital.

Yo soy adicta al feng shui, se me da mejor el material que el emocional, esta última técnica se me escapa un poquito de las manos aún. Los chinos hablan del feng shui, del chi, de la energía, de la sincronía con la naturaleza... y son sabios. Con esto no quiero hacer apología del consumismo e invitar a destruir y sustituir, no, para nada... Destruir, sí, lo que sea necesario, lo que contenga y retenga demasiada energía. Sustituir, no, de entrada, no, pero sí hacer hueco. Apartar el armario gigante de la ventana contra la que lleva apoyado años, si se quiere que entre la luz de una vez. La habitación a oscuras estuvo bien, durante un tiempo tuvo su cometido pero ahora, ahora ya no, ¡hay que apartarlo! Sí, quizás la luz envejezca antes el armario, acabe con su barniz... ¡¡¡¡ o no !!!!!

Tanto me gusta el feng shui como el sushi o los colores de Klimt ... He visto este cuadro 100 veces pero nunca, hasta hoy, me había dado cuenta de que las hojas son hermosas espirales y, la verdad, de los chinos me quedo con su chi, y de los bereberes con el concepto de espiral... existe una puerta de salida, aunque ahora estés en pleno remolino... Y me dijo el otro día Fede, filósofo ni más ni menos, que la espiral, el círculo... son, al fin y al cabo, metáforas, formas de hablar pero, con tu permiso, Fede, me quedo con la espiral porque me asfixia menos... me parece más positiva.

(No quiero ni pensar sobre qué acabaréis divagando hoy, teniendo en cuenta en lo que derivó el post de ayer).




martes, 4 de noviembre de 2008

No estás y no me quiero ir a la cama :-(

Ni lunis ni pezqueñines ni nada de nada... si no viene la luna, no me voy a la cama.

Sobre releer, reencontrarse...

(Para Rebe-Maga con amor jajajajaja con amor a la literatura, como tú).

Venía en el metro pensando que menos mal que los comentarios de texto los hacía cuando tenía apenas 15 años porque, si los hiciera ahora, se me iría demasiado la cabeza (y el corazón, en algunos casos)... Estaba leyendo "Coplas a la muerte de su padre" de Jorge Manrique, recordando cómo hacíamos antaño los análisis y preguntándome si ahora aprobaría Literatura también con tan buenas notas.

Digo tantísimas veces que hay libros que hay que releer a diferentes edades, con diferentes experiencias sobre la espalda. Y hoy me encontré las coplas pegaditas a la pared del vagón de metro y me di cuenta de que ya nada es como era... Una vez más siento que el arte está ahí en sus diferentes versiones (pintura, escritura, arquitectura, escultura...) para movernos las entrañas e identificarnos con él. Pero, evidentemente, ahora me identifico con él, con J. Manrique, desde otro lugar, desde otra experiencia muy diferente a la de los 15 años, cuando lo estudié, ahora me doy cuenta de que "qué presto se va el placer", qué pronto te fuiste... con la cantidad de cosas que teníamos que contarte y lo calentitos que eran tus abrazos...

Y con J. Manrique me sumergí en la nostalgia de una ausencia que no borra nada...


Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando,
cuán presto se va el placer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parecer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.

lunes, 3 de noviembre de 2008

Luna, lunera...

¡¡¡¡¡... no me gustan las noches sin luna!!!!

A medio otoño ...


A medio otoño, a media luna (se aproxima su cuarto creciente), a medio camino entre lo que pasa y pesa y lo que llega y desvela, a media luz. Nunca me gustaron las a medias pero este es, evidentemente, un estado de transición inevitable.


Ya no hay tantas hojas secas sobre el suelo (hoy decidí rescatar un par de la escoba del barrendero y recordar este otoño porque sí, porque otros tantos fueron dignos de olvido pero este no), algunos árboles lucen atrevidos sus hermosos esqueletos mientras otros no son capaces ni de tomar el sol de invierno desnudos, eternamente cubiertos de hojas, eternamente ocultos en su timidez natural. Siempre hubo valientes...

El cielo tiene ya el color gris plomizo de los meses de puro invierno, las nubes se han enlazado tan profundamente que han perdido sus formas originales y las echo de menos porque ya no puedo fantasear cuando viajo imaginando que aquella nube es Zeus y aquella otra Diana... o aquella otra un columpio...

La luna comenzará a crecer este jueves para llenarse el día 13 y regalarnos una de sus mágicas noches.

Estado de transición del verano al invierno.

Si te identificas y te reflejas en los estados de la naturaleza, no te sientes nunca solo, ni muchísimo menos perdido. Encuentras la pauta e interpretas la espera.

Algo se está moviendo... bajo nuestros pies y por encima de nuestras cabecitas locas.

P.D. Carmen, espero que aquí puedas publicar tu comentario. Quité la otra entrada porque no la veías. Bienvenida.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Intensidad

Últimamente los fines de semana están llenos de experiencias y personas intensas. Temo a los lunes porque la intensidad baja y volver a la rutina me cuesta enormemente. Este fin de semana, para no ser la excepción, fue también especial. Un viernes lluvioso que comienza con un enfado espantoso con una rubia que no tiene ni idea de cómo funciona el tarjetero acaba siendo un viernes de risas, en la mejor compañía... Un sábado muy largo, tranquilo durante el día, se convierte en un barullo tremendo de personas y sensaciones, de mensajes verbales y visuales, de palabras interesantes y sabias, de ojos interesados, de micromomentos enlazados entre saltos de un lado a otro... y acaba a las seis y media de la mañana con una despedida en el metro de esas que te dejan pensativa y sensible durante mucho tiempo para, en apenas cuatro horas, dar paso al domingo, domingo de sorpresas una vez más... En esta ocasión el acompañante inesperado tenía tan sólo 4 años y cuentan que es experto en bailar con estrellas... por fin me ha dedicado sonrisas y mimos... tenía la espinita clavada, necesitaba sentir que podía conquistar a Namid :-) y lo he sentido y espero que se coma mi piruleta de corazón...

Ha comenzado noviembre y no ha comenzado nada mal. Desde hace tiempo los meses pasan volando en este Madrid que un día, hace apenas dos años y medio, yo denominaba "mi jaula sin barrotes". Madrid ha cambiado de color y de significado para mi gracias a 1 y 1000 personas... Y estoy orgullosa de todos y cada uno de ellos y de mi misma por ser capaz de levantarme un día y decidir pasar página, a pesar de los pesares...

Buenas noches!

viernes, 31 de octubre de 2008

And the winner is...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Tú sí que eres Betty Boop!!!!!!!

Y yo ya entendí lo que es la sensualidad.

¡¡¡¡¡¡¡Por fin viernesssssssssssssssss!!!!!!!!!!!

jueves, 30 de octubre de 2008

HALLOWEEN MESTIZO EN EL OESTE CELESTE

Brujas y brujos, espectros y ánimas, muertos y vivos,
todos los que este sábado tengáis ganas de escuchar
cuentos y leyendas de aquí y de allá
en torno a la Noche de los Difuntos ...

¡Venid a compartir con Las hijas de Bernarda (Laura
Virumbrales y Carmen García) y su invitado especial desde Méjico,
Federico, este "Halloween mestizo"!
¡Me consta que hay por ahí una Bernarda anunciando el Halloween bañado en ron miel!
Y no sabemos qué nos pasa, si será la luna que comienza hoy a crecer, o el mes de noviembre que pronto arranca pero tenemos una especie de tontería-juguetona encima que nos va a obligar a emborracharos para que los cuentos sean casi lo de menos jajajajajaja
(Lauri, vamos a pasear un poquito por el mundo de los "no-vivos"... Venga. Baja ya!)

Que llueva, que llueva...

... como aquellos días de este verano en los que no sabíamos si llovería durante 1 hora o durante días (y finalmente llovió durante días)...






Lo que no impidió que visitáramos este hermoso parque de esculturas en la frontera con Laos.





miércoles, 29 de octubre de 2008

De "Espejos" - Eduardo Galeano

Cayó en mis manos el día de mi cumpleaños y últimamente me acompaña en mis andanzas matutinas. Me gustan los espejos y me gusta aún más como habla él de ellos.

Los espejos están llenos de gente.
Los invisibles nos ven.
Los olvidados nos recuerdan.
Cuando nos vemos, los vemos.
Cuando nos vamos, ¿se van?

De deseo somos

La vida, sin nombre, sin memoria, estaba sola. Tenía manos,
pero no tenía a quién tocar. Tenía boca, pero no tenía con quién ha-
blar. La vida era una, y siendo una era ninguna.
Entonces el deseo disparó su arco. Y la flecha del deseo partió
la vida al medio, y la vida fue dos.
Los dos se encontraron y se rieron. Les daba risa verse, y tocar-
se también.

Rutina matutina

Hoy me paré a pensar que por las mañanas parece que estuviera programada... y la verdad es que no me gusta nada.


6.40 suena la alarma, normalmente ya me he despertado con la alarma del vecino que suena a mis 6.28 que deben ser sus 6.30. Subo la persiana, y me pongo el pijama antes de salir de la cama y antes de abrir la ventana... Me cruzo con Laura por el pasillo... Ella se levanta dormida así que apenas musita un "Buenos días"... Yo respondo siempre igual (qué horror, siempre igual): "Buenos días, Lauri". Se mete en la ducha y yo pongo el café, me hago un zumo (siempre dos naranjas y medio pomelo??), me bebo el zumo mientras sale el café ... Laura sale de la ducha, yo hago mi cama, cojo mis cosas, cojo mi taza de café y voy al baño... Antes de entrar a la ducha, siempre, siempre, siempre, bebo un par de sorbos de café... Jooo qué ojeras tengo hoy... Puffffff ¡un grano!... Me ducho siguiendo siempre el mismo orden, estoy segura de que incluso siempre meto el pie izquierdo el primero a la bañera... salgo, me doy crema, 1 crema, 2 cremas... me hago mayor jajajajajaja... el pelo... me visto... las botas... siempre primero el pie izquierdo (lo que son las cosas, eh? jajajajaja)... bolso... pendientes ... perfume ... busco el billete de metro y lo meto en el bolsillo izquierdo... libro... llaves... Siempre salgo de casa a las 7.23 y, cuando paso por la marquesina de Fco. Silvela siempre marca las 7.27... el barrendero siempre está en la misma esquina de la calle... entro al metro y sigo siendo metódica... bajo unas escaleras andando, las otras mecanizada... me quito el abrigo, saco el libro, me doy cacao en los labios ... entro al vagón y busco una esquinita, leo un rato ... salgo en Pza. de Castilla, subo las escaleras andando... Me encuentro con Nieves y hablamos ...

Sí, seguro que a todo el mundo le sucede lo mismo... Sobretodo por las mañanas, ¿verdad? No hay lugar a la sorpresa... Normalmente nadie te saluda, nadie te mira, nadie te sonríe...

Creo que es la única parte del día en la que puedo decir que soy ordenada y previsible.

Y, la verdad, solemos odiar la rutina pero, en muchas ocasiones, yo la he echado de menos porque la rutina es un 1, 2, 3 familiar que nos protege...

Siempre miro el termómetro en Pza. de Castilla y hoy marcaba seis grados... Grrrr... ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Qué frío!!!!!!!!

martes, 28 de octubre de 2008

"¿Seremos capaces...

... algún día de celebrar la lluvia como la celebran los niños en Laos?".

Que responda quien conoce la pregunta.

Yo estoy segura de que sí, de que esta lluvia de martesdedespedidadeoctubre
no tiene el efecto de otras.

lunes, 27 de octubre de 2008

¡Brindo por los domingos de otoño!

Brindo por el domingo otoñal de ayer que venía con un regalo debajo del reloj:¡una hora más!

Brindo por los paseos desde mi casa hasta el Rastro que a cada paso se van llenando de amigos.

Brindo por el café en Tirso de Molina con María...

Por el paso de cebra en el que me encontré con Álvaro y Patricia.

Por el teatro de la Latina en el que me esperaba mi prima...

Por todos ellos juntos y revueltos... ¡como a mi me gusta!

Brindo por los domingos otoñales que se llenan de sonrisas "grandes como paraguas abiertos" (así describe las sonrisas la maga de los cuentos), aunque ayer lucía el sol y no tuvimos que sacar el paraguas más que en nuestras caras; por las confidencias comprendidas; los desengaños en diferentes pieles que, sin embargo, nos unen y nos hacen converger y disfrutar por igual de un plato de "ricitos de pollo rebozado con queso de cabrales"; por las personas que entraron recientemente en mi vida y, se queden o no durante mucho tiempo, ahora tienen protagonismo y me importan; por los cuentos; por mi hadita morada que apareció para ponerle el toque final al domingo...

Brindo por la sonrisa con la que ayer abracé mi... ¡almohada!



viernes, 24 de octubre de 2008

¡Olé, maestro!

"Los amores vulgares se vuelven dorados, cuando los has perdido".
Manuel Vicent

YA TENGO EL VERBOOOOOOOOOO

Y, si tengo el verbo, tengo el camino... VIVIRRRRRRRRRRRRRRRR.

Gracias a nuestra sueca toledana que nos regala su sabiduría
siempre condensadita en verbos o frases emblemáticas.

jueves, 23 de octubre de 2008

NADA II

A veces, no queda NADA, con mayúsculas y part 2, sí.

Tan poco queda que ni siquiera queda un verbo que defina ahora lo que tengo que hacer... Bueno, quedan muchos pero son todos quehaceres colectivos, con quienes me quieren, con quienes me "ajuntan" y me tienen presente en sus vidas.

¿Contigo? Ja
No me queda ni verbo.

enamorarse antítesis de desenamorarse

¿Y después? Porque eso lo hice hace tiempo...

En fin... Otro día, otro color, mil señales y, por supuesto, VOSOTROS. Dar más importancia al "suceso" es restar importancia a mi presente así que ... ¡NO!

DÍA 9 EN LIBERTAD 8 "LAS HIJAS DE BERNARDA"



"Las hijas de Bernarda" son Pilar Galindo, Rebeca Segovia, Laura Virumbrales y Carmen García.
Que cuatro mujeres de armas tomar y caderas prominentes, de locura, de formas que invitan al baile de la insinuación y cabezas que se van persiguiendo el vuelo de una mosca (¿dónde irán?).
Que cuatro miradas en profundidad de todo aquello que rodea y nos rodea, cuatro colores preferidos, cuatro pasados (no) comunes, cuatro necesidades (no tan) diferentes, cuatro palabras en la punta de la lengua, cuatro preocupaciones vitales,
cuatro recuerdos imborrables...
Que cuatro pares de pies irán a parar(se) al escenario del Libertad8 a contar historias de cuatro maneras diferentes.

miércoles, 22 de octubre de 2008

Se murieron los gatos...

... se murieron los gatos que asomaban a veces por la boca de mi estómago...
Se murieron para siempre. Y "siempre" es mucho tiempo pero, en este caso, es
el tiempo necesario.

Esos gatos que en su día celebraban sus fiestas dentro de mi estómago y me volvían loca, entrecortaban mi respiración, gemían cuando te tenían encima, susurraban palabras de amor imposible... esos gatos que un día dejé de escuchar, dejé de alimentar, dejé de mimar... esos gatos que volvieron a jugar a la rueda dentro del estómago a ratitos, breves, momentos efímeros, momentos sin valor ya... han muerto definitivamente.

Y todo es drama y melodrama y tragi-drama, y también tragicomedia hoy ... síiiiiii, TODO. Porque yo soy así. Cuando siento gatos, siento gatos tremendos, rabiosos cual pumas, cándidos cual simones... Y cuando siento que murieron los gatos, también lo siento intensamente... puedo visualizarme despellejándolos, arrancándolos los bigotes y los ojos, restando huesos de su esqueleto para machacarlos en el mortero de la decepción...

Y, sí, se murieron los gatos y mi estómago está totalmente vacío y empequeñecido ... No me pide ni agua ni comida, no me pide nada más que reposo absoluto...

Se murieron los gatos con el león.

Y ahora ¿qué es lo que toca ahora?

martes, 21 de octubre de 2008

"Estamos donde debemos estar"

Lo leí en un libro de esos de "autoayuda", tan desprestigiados por todos y, sin embargo, éxitos de ventas siempre. La cuestión es que si de un libro salvas una frase como esta, no va mal la cosa, ¿no es cierto?

"Estamos donde debemos estar", cada uno a un lado del espejo de forma que ni nos vemos a nosotros mismos ni vemos al otro. El espejo lo interrumpe todo y, sin él, por muy incongruente que parezca todo, no sabemos comunicarnos.

Yo me miro y tú ves de mi imagen sólo lo que quieres ver...
Tú te miras y yo veo de tu imagen sólo lo que quiero ver...
El espejo hace bien su función, dependiendo de cómo lo coloquemos... Si lo separamos un poquito de la pared por su parte inferior, nos hace más delgados... Esbeltos, bellos... entonces, nos gustamos...
Si lo separamos un poquito de la pared por su parte superior, nos engorda... Entonces, nos agobiamos el uno al otro, nos alejamos...
Si lo giramos hacia un lado u otro, nos corta, no nos vemos completos...

Quizás esta última opción sea la que más nos convence... la de no ver al otro completo, ver sólo alguna de sus partes. En mi caso, no sé qué parte me gusta más de ti, supongo que la parte intermedia... el abdomen... los hombros...

Ay qué mareo... Desde primera hora de la mañana pensando en espejos... Qué mareoooo...

Así es la vida metafóricamente pero así es la vida. Interpretamos / leemos / vemos lo que queremos ver... Cuando no nos gusta, giramos, subimos o bajamos ... Pero somos incapaces de dejar que sea el otro el que coloque el espejo donde le apetezca y decida qué nos deja ver... Si yo decido hombros, tú decides escote, si tú decides piernas, yo decido abdomen... Y así sucesivamente, bailamos delante del espejo incapaces de parar y ser realistas, a pelo, sin música, sin espejos, tu nariz frente a la mía, tu boca frenta a la mía, tu verdad frente a la mía, tus miedos frente a los míos... tú y yo, enfrentados. No saltes la raya, no te coloques a mi lado... No, no quiero verte difuminado.


Sin embargo, "estamos donde debemos estar" y somos responsables de cómo estamos donde estamos... De lo que hicimos ayer y de lo que hacemos / pensamos / no hacemos / mareamos ahora mismo.

Me levanté dándole al coco, ... pero voy a ponerlo en reposo ya mismo.

viernes, 17 de octubre de 2008

DU BIST BUNT, sagt Sie!

Du bist bunt!!!! = ¡Eres multicolor!

Y, últimamente, necesito que me lo recuerden, sí, porque me faltan
los colores y ni se los puedo robar a Romina, ni los puedo buscar
en el armario donde ya no cabe nada más...

BUNT!!!!

jueves, 16 de octubre de 2008

Ser floristera


Llamadme loca pero ayer pensé que quería ser floristera y disfruté de mi sueño despierta como si fuera una niña pequeña.

Hay una calle de Madrid que bien podría ser de Roma, París, Nápoles, Palma o Barcelona... Los pasos me han llevado hasta allí (y mi inquietud por estudiar catalán) y me estoy enamorando de cada una de sus esquinas ... En esa calle hay una floristería que no voy a llamar floristería porque le queda pequeño el nombre,... En esa calle hay un bosque, pequeñito, sobre el que cuelga un cartel rosa fresa... un bosque que huele a bosque, a bosque de los de dos mil hectáreas (a Selva de Irati) y ese olor atrapó mis entrañas y me hizo retorceme de regocijo... Una mezcla extraña de sensaciones. La familiaridad de este Madrid, mío ya, junto con la nostalgia de esos viajes a París, Roma, Nápoles, a Palma... de esas vidas que sueño siempre despierta y formulo en alto siempre igual "Cuando me vaya a ...". Y, además, la naturaleza. ¿Qué sucede? ¿Acaso Madrid me insinúa que aquí lo tengo todo?

Le envié un sms a Noe y le dije "¿Y si somos floristeras: Pepina & Melina Blumen, Flowers, Fiori, Flores?". Y ella rió hasta hartarse.

Y hoy me levanté pensando en ser floristeras, claro que sí, en traer flores de todo el mundo y plantarlas, poner a su cuidado a la persona que me ha enseñado este amor por las flores, mi madre, que, a su vez, lo heredó de mi padre ... Amante de flores y naturaleza... ¡¡¡¡¡ Y vender flores!!!!!! Oler cada día, cada hora, cada segundo a flores frescas, no usar perfume, dejar que me perfumen las rosas, las margaritas, los girasoles, los hermosos tulipanes...

Como no podía ser de otra manera, mi hadita morada, también quiso ser floristera y derramó lágrimas viendo las rosas cortadas... Hadita, te prometo que en mi floristería del mundo no habrá rosas cortadas...

Ser floristera... Y susurrarle cuentos a las plantas para que vivan felices hasta tener dueño...

Llamadme loca pero es cierto que de mis viajes siempre traigo fotos de flores porque me atrapan sus colores y sus formas... Insisto en que esto es herencia pero...
¡Qué feliz sería mi madre viéndome entre flores!

Flores frescas...

Oler a flor...

Llamadme loca...




miércoles, 15 de octubre de 2008

... ahí abajo ...

Ahí abajo está el fondo... el fondo del vaso... el del corazón...
y ahí arriba, en lo alto, alto, alto, está el tope... el tope de la saturación.

En según qué ocasiones, fondo y tope son sinónimos.

En esta ocasión lo fueron.

Se colmó el vaso de lágrimas, hasta ni siquiera intuir levemente el fondo.
Lleno hasta los topes se desbordó y, exactamente cuando apenas quedaban ya dentro
un par de intrusas líquidas, lo volqué y lo vacié por completo... Me harté y deseé ver el fondo, tener claro dónde estaba, sus dimensiones, sus formas, su color, su tacto... (Olía fatal).

Y, entonces, puse el vaso boca abajo y ahí lo deje, rodeado de platos, tenedores, sartenes y demás discípulos de los fogones.

Muerte y vida. Saturación y vacío.

martes, 14 de octubre de 2008

Nada...

nada cogido por frágiles imperdibles puede soportar un viento huracanado, ni siquiera una brisa leve.

Nada construido sobre la tierra, sin cimientos, puede soportar un viento huracanado, ni siquiera una brisa leve.

Ningún tejado de simple uralita puede soportar lluvias torrenciales, ni siquiera un chaparrón de verano.

La paja no protege ni del frío ni de la lluvia, sólo rellena y, si se mete en el ojo, nubla la visión.

Está hecho de uralitas y pajas unidas por imperdibles y se desmorona, no se sostiene, no tiene entidad, no es NADA.

lunes, 13 de octubre de 2008

He vuelto a por el humo (de Lucas)

He vuelto a por el humo que me falta en los pulmones
Porque extraño aquel veneno que solía envenenarme

He vuelto a por el humo de resinas encendidas,
De la casa que se quema, de la hoguera incontrolable

He vuelto a por el humo, porque el corazón me arde
Y es mejor quemarlo todo cuando el tiempo pasa en balde

He vuelto a por el humo porque respirar el aire
Me ha bajado tanto el pulso que hace falta envenenarme

He vuelto porque ya lo echaba en falta en falta
De tan limpio y tan estable no ha salido casi nada más que aire

He vuelto a por el fuego que dejé en aquellas tardes
Porque no es felicidad, lo que busco yo es quemarme

He vuelto a por el fuego que me quema en las falanges
Aunque todo acabe mal, es natural el consumarse

Y no me hacía bien hacerme viejo como antes
Con el miedo a hacerme daño, con el miedo a equivocarme

He vuelto porque ya lo echaba en falta en falta
De tan limpio y tan estable no ha salido casi nada más que aire

He vuelto a por el humo porque estaba calculando
Cuanto tiempo hacía falta, cuanto amor podía costarme

He vuelto y te saludo, madre de los desamantes
Madre de los ceniceros, dame humo, que no tengo más que aire.

viernes, 10 de octubre de 2008

Las mujeres somos de Venus y los hombres son de Marte ... o a saber de dónde ...

Busca... ¡busqué!
Compare... por desgracia, ¡comparé!
Si encuentre algo mejor, ¡cómprelo!... ¿Siguiente pregunta?

Sí, está claro, está claro en mi blog y en el de mis "congéneras", en mis cuentos y en los de ellas, en mis mails y en los de ellas, en mis charlas post-comida y en las de ellas, en mis resúmenes del fin de semana y en los de ellas... el panorama está mal a pesar de:
1. habernos dado cuenta hace tiempo de TODO, de lo que el sexo opuesto puede hacer por nosotras (y de lo que no puede hacer),
2. haber "bajado el listón",
3. llamarlo sexo cuando es sexo y amor cuando es amor, sin confusiones, cada cosa por su nombre,
4. haber incorporado a nuestra vida la famosa filosofía del Buda acerca del consumismo en las relaciones... Venga, va, me lo tomo con calma. Si le escribo y no responde, será que no es su momento, su energía no está en ese momento próxima a las teclas del teléfono, me fastidio y espero y, como quien espera, desespero.

Ellos vienen de marte y nosotras de venus. Nosotras nos ponemos románticas y ellos escatológicos. Nosotras interpretamos lo que ellos dicen punto por punto, coma por coma, admiración por admiración, y ellos apenas escuchan lo que decimos.

Alguna me tiraréis piedras porque estaréis pensando: "Carmen, ¡no generalices!". Vale, no generalizo y dejo un 2% libre para esos hombres (que no conozco, sólo conozo uno y es homosexual... la gran desgracia de las mujeres heteros... los amigos íntimos homos) que vienen de Plutón y leen entre líneas, interpretan los cambios de humor, saben cuándo necesitamos mimines, saben cuándo necesitamos sexo hasta hartarnos y cuando no, saben cuándo queremos cola-cao y cuándo café, saben "lo que se traen entre manos".

Hoy me levanté romanticotoñal y mi sentido del humor ha cambiado a temperamental-feminista-reivindicativa, sí, las mujeres que me lean intuirán que algún ser venido de marte se ha cruzado por mi camino... los seres venidos de marte que me lean pensarán que la luna me afecta demasiado últimamente... ay, no, perdón... ese pensamiento también es femenino. Ya...

Así son las cosas y así se las hemos contado.

I LOVE TAPAS

Ja, natürlich, ich werde dir heute etwas schreiben, weil ich weisse, dass du am WE reinkommen wirdst... Bitte, lachen Sie!!!!!!

Du bist immer da... auf die andere Seite des Computers, jeden Tag von 8.30 bis mittags können wir schnell in Kontakt sein...Eigentlich sind wir immer in Kontakt... irgendwie sind wir immer zusammen. Egal wo du bist. Wir müssen eigentlich uns an Miele bedanken, sonst hätten wir uns VIELLEICHT nie erkennen. Unsere Freundschaft fängt bei Miele an, aber dannach kommen Spanien und Italien, spanisch-italienisch-deutsch, Familien, Freunde... Es gibt viele Örte,wo wir glücklich waren... und ich hoffe, es würde noch mehrere geben.

Wir essen Piruletas und denken immer an unsere nächste FREUNDSCHAFT-HALTSTELLE... und, wie du einmal gesagt hast, wenn wir uns treffen, müssen wir alles feiern... Geburstag, Weihnachten, Sommerurlaub hahahahahahahaha wir sind verrückt... na ja... nicht immer... ich glaube, wir sind sehr schöne Smetterlinge, die immer noch Kraft zu fliegen haben!!!!

Bleib da! Genau wo du bist... ich brauche dich, ich liebe dich, das Leben ist schöner wenn du in der Nähe von mir bist, Katia.

Muchos besos y, por supuesto, piruletas y princesas y risas y encuentros en lugares diveros...
Carmen


jueves, 9 de octubre de 2008

Las Bernardas by Roma Romaní


Un día que comienza...

... escuchando a Silvio en el Metro, sólo puede ser un día ligero.
Espero que queden atrás los días densos, difíciles... Espero que
hoy pueda dormirme soñando con unicornios azules.

lunes, 6 de octubre de 2008

Llegarás en barco...

Ninguna distancia es ahora infranqueable. Te espero en el puerto y tú, tú llegarás en barco rompiendo el horizonte, la luna colgará casi llena de ese hilito fino del que cuelga del techo, como las mariposas de Manos del Sur, apenas habrá nadie a mi alrededor esperando y hará viento, viento fresco. Yo llevaré puesto mi gorro verde de siempre para taparme los oídos y librarme de más otitis, me frotaré las manos mil veces mientras te espero, silbaré alguna canción de Silvio para matar el tiempo, me morderé mil veces los labios y acabaré mil veces con el liposan que los cubre y que sabe a fresas con nata, daré dos pasos a la derecha y dos a la izquierda sin pisar las líneas separatorias de las baldosas y jugaré a contar los aviones que sobrevuelan mi cabeza y que apenas han tomado altura cuando pasan por encima del puerto.

Te espero en el puerto y tú, tú llegarás en barco... con mil historias y mil sonrisas, con mil experiencias vividas más que cuando te fuiste. Llegarás cargando tu mochila de siempre, amarillo mostaza, y tu pelo se balanceará con el aire según caminas hacia mi con los brazos semiabiertos ya.

Te espero y llegas y nos abrazamos y el mundo se detiene un segundo en nuestro abrazo. Al separarnos, me agarras la mano y me dices aquello de que el viaje se te ha hecho corto (ojalá hubiera sido también tan corta la espera) y aquello otro de que te acordaste de traerme los libros que te pedí... Y tu sonrisa lo inunda todo como sólo tu sonrisa sabe hacerlo.

Y el barco se irá y se lleva otra historia hacie otro puerto donde espera otra persona...

Y nuestras vidas discurren así... esperándonos y llegando... Y nuestros estómagos viven eternamente así ... entre nervios de despedida y nervios de encuentro.

Te espero. Se puntual. Tu barco sale dentro de un ratito.